miércoles, 4 de diciembre de 2013

Xmas Windows

Llegan las fiestas de Navidad y con ella, el momento de recuperar ventas en el comercio. Ahora es cuando hay que darlo todo por llevarse a los clientes. ¿Y qué mejor manera que hacer un buen escaparate?.
Si eres comerciante, ¿por qué no pruebas a contar una historia, exponiendo tus productos?.
El escaparate de Selfridges magnifica la escala de sus productos, cual Gulliver en Liliput.
Los escaparates no siempre se utilizan para promocionar un producto determinado, pero aún así venden la imagen de la tienda o se hacen eco de lo que pasa en el interior. Puede que no vendas moda, pero tu negocio se diferencia de la competencia por algo, calidad del producto, calidad del servicio, escala, etc... y el escaparate es un buen modo de hacer branding.
Para empezar a ello, te recomiendo que sigas una serie de pasos:
  1. Escoge el tema general, la mercancía y los accesorios. La Navidad es un momento especial, juega con la fantasía, los cuentos o las películas.
    Alicia en el pais de las maravillas.
  2. Elabora un croquis de la distribución de los elementos, dibujando o en Photoshop. Si el dibujo no es lo tuyo, fotografía los productos e imprime las fotos que guarden escala entre sí y elabora un collage en una cartulina en blanco.

  3. Piensa que fueras a tomar una fotografía, tienes que tener en cuenta el equilibrio visual de la composición. ¿Hacia  donde se te van los ojos?. Crea líneas que dirijan la atención hacia un punto.                                                
  4. Señalización y grafismo pueden apoyar el mensaje. Puedes valerte de ilustraciones o rótulos para apoyar el tema.
  5. Diferencia el color del fondo para que se vea el producto.                      
  6. En un escaparate hay varios planos. El primero y más visible es el propio cristal, al que puedes añadir un vinilo que juegue con lo que hay dentro. Luego los planos donde coloques los objetos y el fondo del escaparate, que bien puede ser una cortina de tela.
  7. Iluminación.  Un gran tema con el que experimentar. Puedes añadir dramatismo con contrastes de luces y sombras o color con la nuevas tecnologías led. Tiene que ser bien visible, pero cuidado con no deslumbrar al expectador. 
    Expectacular el modo de exhibir complementos en los renos de Papá Noel.
  8. Revisa desde el exterior, cada paso que des. Sal a la calle y comprueba como lo ve el cliente potencial, la composición, la iluminación, etc...
Si estás harto de poner guirnaldas y decoración típica navideña en tu local, échale un vistazo al post de la semana pasada Perpetua navidad, para colocar elementos que recuerdan a la navidad pero que podrían adaptarse a otras temporadas.

Fotografías: extraidas del libro Visual Merchandasing de Tony Morgan
Publicar un comentario en la entrada