jueves, 2 de mayo de 2013

Desplome en Bangladesh.

Después de una semana del trágico desplome de un edificio en Bangladesh, analizamos las causas que ocasionaron el derrumbe y comparativamente, concluir con el por qué dificilmente eso habría sucedido aquí. 
imagen vista en: www.eldiario.es
Primero, según la legislación española, (resultado de la aplicación de la normativa europea), se exige un cálculo de estructuras sobre-dimensionado al peso que va a tener que soportar el edificio, a lo largo de su vida útil. Además  por la misma razón, resulta difícil que se vaya a instalar una maquinaria pesada en un edificio inicialmente destinado a viviendas. Se haría a través de la solicitud de un cambio de uso, con la ayuda de un riguroso informe de un técnico competente. 
..........
Los análisis apuntan a las vibraciones de una maquinaria pesada como culpable del derrumbe. Imagínate si tuvieras una lavadora gigante que encima baila en las últimas plantas de tu edificio. 

Segundo lugar porque al momento de producirse unas grietas repentinas en un edificio, habría sido inmediatamente desalojado y acordonado, hasta que técnicos observaran, que estas grietas no van a más y se hubieran concluido los apuntalamientos necesarios.

Tercero, porque los materiales como el hormigón armado, en Europa, cumplen unos rigurosos estándares de calidad. Con muestras, a las que se somete a pruebas de resistencia mecánica. Además de garantizar la correcta ejecución de la obra bajo la responsabilidad de Arquitectos e Ingenieros.

Cuarto, porque gracias a la Inspección técnica de edificios, los propietarios estarían obligados a pasar una auditoría que garantizara el estado del edificio en condiciones de seguridad y estabilidad.

Quinto porque en nuestra Ley de Prevención de Riesgos laborales, la seguridad prima por delante de la productividad. Y porque las grandes empresas tienen mayor responsabilidad sobre los trabajadores de las subcontratas.

Los más de 550 muertos de la fábrica de Bangladesh, en Europa habrían supuesto una fuerte penalización económica para las empresas textiles allí presentes. Un revés, que se traducirá en un severo castigo desde las administraciones  y quien sabe en una boicot, aún más duro, por parte de los clientes. 

Ahora me gustaría hacer una reflexión, ¿quien crees que es el culpable de la catástrofe?:
  • ¿El que construye con mala calidad para abaratar costes?.
  • ¿El que por codicia, ignora unas grietas alarmantes?.
  • ¿El que fabrica en pésimas condiciones para tener márgenes competitivos?.
  • ¿Los que elaboran las leyes y permiten este circo?.
  • ó ¿Los que, amparándose en la oportunidad miran para otro lado y apoyan día a día con su dinero, este tipo de comercio?.
Catástrofes como la de Bangladesh son una vergüenza para el mundo occidental, que presume de Derechos humanos y Democracia dentro de sus fronteras pero se aprovecha de la esclavitud fuera.
Publicar un comentario en la entrada