martes, 23 de abril de 2013

Paredes en pizarra

La pizarra, queda tan bien y es tan decorativa, que bien merece una entrada.

Colocar una pared con pizarra en tu cocina, restaurante ó habitación, es una manera de hacerla funcional, elegante y muy atractiva.


Imagen vista en houseoffaux.com
Mejor una superficie pequeña, porque el color negro se va a tragar la luz que entre y puede crear sensación de agobio si nos excedemos.
Además puede servir para anunciar los precios de los productos que vendemos como en esta pastelería de Seatle.
visto en thischarminghome
Es una solución muy recurrida para la zona de la cocina, donde siempre hay cosas que anotar: la lista de la compra, mensajes o avisos, recetas de cocina.
........
Combina a la perfección con el ladrillo viejo con aire vintage industrial (ver imagen superior), con acero inox (inferior), la madera y el color blanco.
visto en idecoración.com
Otro punto donde se repite esta solución, en los restaurante como modo de anunciar los precios, fácil y barato a la hora de actualizarlos.







La más atrevida de las propuestas es en un comedor o dormitorio. Esta será la pared en la que se puede proponer a los invitados que dejen algún recuerdo. Especialmente si tienes algún amigo que dibuje bien o quieres que tus hijos puedan expresar su creatividad libremente sin miedo a las manchas. Abajo un vinilo pizarra tras una puerta para los menos atrevidos y unos muebles con puertas en este material donde dibujar el contenido de cada armario.                                             Imágenes vistas en houseoffaux.com



















Para conseguir una superficie de pizarra puedes optar por vinilos o por pinturas, aunque has de tener en cuenta que vas a tener que dar dos o tres manos de pintura al menos para que te quede bien,  siendo el rendimiento de la pintura menor.
visto en acrosstheuniverse
imágenes vistas en 1000detalles 1000ideas
Publicar un comentario en la entrada