jueves, 18 de abril de 2013

Recicla y reutiliza - Restaurante contenedor

¡Me mola!. Es lo primero que pienso al ojear las imágenes del Wahaca SouthBank restaurant en Londres, junto a las orillas del rio Támesis. 
..............................................................
No sabría decir que me gusta más, el continente o el contenido, porque la cadena de restaurantes Wahaca, está especializada en comida mexicana por la que tengo especial debilidad. 
..............................................................
Hablando de continentes, lo genial de este sitio es que recupera  8 contenedores metálicos de barcos pintados en 4 colores básicos de la gama cromática.
..............................................................
Me gusta, porque esta idea del contenedor recuperado, es un concepto al que llevo tiempo dándole vueltas, para rehabilitar una nave agrícola herencia de familia. ¡Ya me imagino a todos los vecinos asustados!, jajaja
La imagen del contenedor, habla del uso industrial que tenía anteriormente el South Bank y de la movilidad de las cosas. Pues este proyecto estará en este lugar sólo durante 18 meses.
.........................................................




Derechos de fotografías Joseph Burns
.
Los contenedores se superponen en dos alturas, creando un juego de volúmenes superpuestos que entran y salen, con imposibles voladizos.
..............................................................
..............................................................
El uso industrial que antiguamente se le había dado al South Bank, es el concepto para recrear los interiores. Con una sencilla receta:
  • colores básicos
  • materiales industriales embellecidos con pinturas esmaltadas.
  • mobiliario vintage
Derechos de Fotografía: Joseph Burns
Observa el mostrador de chapa ondulada del mismo contenedor. Mira lo que se consigue con un poco de esmalte  en color amarillo y unas letras negras que informan del menú y los precios.
El suelo industrial de las zonas más transitadas se humaniza en las mesas, para dar comodidad y confort. Los techos de la segunda planta se resuelven con tela de gallinero y lucecitas led.
Abajo, un rincón romático de mesas corridas, madera en techo y paredes y unos tubos fluorescentes que transmiten un mensaje mientras cumplen la función de iluminar.

En los muros de hormigón exteriores, han cambiado el gris por una serie de graffittis realizados por 18 artistas callejeros de ámbito internacional.

El dibujo de la derecha, está inspirado en la máscara funeraria de jade del rey-dios maya Quetzalcóatl.
Cultura mejicana a tope.

Fotografías de graffiti: Tristan Manco


 El Proyecto ha sido obra del estudio Softroom Architecs:
Renders by: Showroom Architects
Si comerme una fajita, ya me parece una experiencia divertida. Probarla en un sitio como este, es sencillamente espectacular.  

Visto en Desing boom.
Publicar un comentario en la entrada