miércoles, 9 de enero de 2013

La cocina, corazón del hogar


Cuando escucho la palabra hogar, me viene a la mente la imagen de una mamá entre sus fogones. 

Cocinando, mezclando los ingredientes de una deliciosa receta. Como una especie de Alquimista, capaz de transformar gracias a su ciencia y a su magia, el plomo en valioso oro.

Personalmente, diría que la Ciencia de la cocina es la paciencia y la práctica. La Magia, ese no se qué, que hace más deliciosa la tortilla de la abuela, es el Cariño. La intención que se le pone al acto de cocinar. Como una madre que nutre a una familia ó un metro sexual seduciendo con sus dotes culinarias. 
.
La cocina, es ese espacio mágico donde poder desarrollar nuestra creatividad, versatilidad y adaptación, y donde aportar nuestro toque personal. A veces, la falta de un ingrediente, nos lleva a reinventar un plato magnífico. ¿No es eso mismo, la carencia de un material, un experimento fallido, lo que ha llevado a muchos inventos de la humanidad?.
.
La cocina, es el centro neurálgico. Núcleo vertebrador de la vida en el hogar. Por eso es tan importante, que nos sintamos a gusto y en sintonía en ella.
.
El orden en el almacenaje, una buena distribución de los puntos de cocción y preparación, una correcta iluminación, etc....serán los factores que convierten  un acto cotidiano, en un momento de disfrute. Y lo que se disfruta y se hace con amor, suele salir bien.
.
Gracias por leer este blog.


Publicar un comentario